ATENCION PARA LOS QUE TIENEN LA ORINA ESPUMOS – salud

ATENCION PARA LOS QUE TIENEN LA ORINA ESPUMOS

Todos tienen proteína en la sangre. La proteína principal en tu sangre es llamada albumina. Las proteínas tienen muchas funciones importantes en el cuerpo, como ayudar a construir los huesos y músculos, prevenir la infección y controlar la cantidad de líquidos en la sangre.

Riñones sanos eliminan el exceso de líquido y desechos de tu comida, pero dejan las proteínas y otros nutrientes importantes pasar a través y regresar a tu torrente sanguíneo. Cuando los riñones están funcionando tan bien como deberían, pueden dejar un poco de proteína (albumina) escapar a través de sus filtros, en la orina. Cuando tienes proteína en la orina, se llama proteinuria (o albuminuria). Tener proteína en la orina puede ser signo de síndrome nefrótico, o desarrollo temprana de la enfermedad de los riñones.

Cualquier persona puede tener proteínas en la orina. Tú puedes estar en más riesgo si tienes uno o más de los factores de riesgo para la enfermedad de los riñones, tales como:

• La diabetes
• Presión arterial alta
• Historial familiar de enfermedad de los riñones

Cuando primeramente tus riñones empiezan a tener problemas, y no tienes mucha proteína en tu orina, no sentirás síntomas. La única manera de saber si tienes proteína en la orina es hacerse un análisis de orina. El análisis de proteína en la orina mide la cantidad de albumina en tu orina, comparada con la cantidad de creatinina en tu orina. Esto es llamado cociente albumina a creatinina (UACR). Un UACR más de 30 mg/g puede ser un signo de enfermedad de los riñones.

Cuando el daño en los riñones empeora y grandes cantidades de proteína escapan a través de la orina, se puede observar los síntomas siguientes:

Orina espumosa o burbujeante de aspecto cuando se utiliza el baño
Hinchazón en las manos, pies, abdomen o la cara
Si tienes uno de estos síntomas, el daño a los riñones puede ser grave. Habla con tu proveedor de atención medica inmediatamente sobre lo que puede ser la causa de tus síntomas y que tratamiento es mejor para tu situación.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *