MUCHÍSIMA ATENCIÓN A LAS PERSONAS ENTRE 35 Y 70 AÑOS – salud

MUCHÍSIMA ATENCIÓN A LAS PERSONAS ENTRE 35 Y 70 AÑOS

Las decisiones que tome el paciente sobre qué comer y beber pueden ayudarle a sentirse mejor y hacer que sus tratamientos para la insuficiencia renal funcionen mejor. Comer los alimentos adecuados puede darle más fuerza y energía.

Los riñones sanos equilibran las sales y los minerales que circulan en la sangre, como calcio, fósforo, sodio y potasio. Cuando una persona tiene insuficiencia renal, lo que come y bebe puede ayudarle a mantener un equilibrio saludable de sales, minerales y líquidos en el organismo.

El tipo de tratamiento para la insuficiencia renal que se escoge afectará el plan de alimentación. Si el paciente se ha sometido a un trasplante de riñón, su dieta será menos restringida.

Todos los centros de diálisis y trasplante tienen un dietista que puede ayudar al paciente a planear las comidas. Un dietista renal tiene capacitación especial para asesorar a las personas con insuficiencia renal.

El asesoramiento nutricional de un dietista registrado para ayudar al paciente a alcanzar sus metas médicas o de salud se llama terapia de nutrición médica. Medicare paga por las terapias de nutrición médica de las personas con enfermedad renal con una referencia escrita del médico External link (en inglés). Si el paciente tiene otro seguro diferente a Medicare, debe preguntar si cubre las terapias de nutrición médica de la insuficiencia renal. También necesitará que el proveedor de atención médica lo refiera a un dietista para recibir los servicios de las terapias de nutrición médica.

Proteína

La proteína proporciona los elementos constitutivos que ayudan a mantener y a reparar los músculos, órganos y otras partes del cuerpo. La proteína se encuentra en muchos alimentos que consumimos, incluso alimentos derivados de los animales y de las plantas. La mayoría de las dietas incluyen ambos tipos de proteína. El exceso de proteína puede hacer que se acumulen toxinas en la sangre, lo que causa que los riñones trabajen más.

Fósforo

El fósforo se equilibra con el calcio para mantener los huesos sanos. Cuando una persona tiene una enfermedad renal, el fósforo se le puede acumular en la sangre. El exceso de fósforo puede debilitar los huesos.

El fósforo se encuentra naturalmente en alimentos ricos en proteínas, como carne, pollo, pescado, nueces, frijoles y productos lácteos. El fósforo también se agrega a muchos alimentos procesados, como las carnes frías. El fósforo agregado a los alimentos puede hacer que aumenten  las concentraciones en la sangre más que el fósforo que se encuentra naturalmente en los alimentos.

El dietista puede ayudar a encontrar maneras de obtener la proteína que se necesita sin necesidad de consumir demasiado fósforo.

Potasio

El potasio es un mineral que ayuda a que los nervios y los músculos funcionen. El potasio se encuentra en las frutas y verduras como las naranjas, los bananos, los tomates y las papas. Las células nerviosas y el cerebro no funcionarán bien si las concentraciones de potasio son demasiado altas o demasiado bajas. Si el paciente tiene insuficiencia renal, su concentración de potasio puede tender a ser alta. Es posible que tenga que limitar los alimentos con alto contenido de potasio.

Suplementos para las personas con insuficiencia renal

Los suplementos ayudan a proporcionar algunas de las vitaminas y minerales que el paciente puede estar perdiendo, ya sea porque necesita evitar ciertos alimentos o porque su tratamiento elimina algunas vitaminas de su organismo. El proveedor de atención médica puede recetar un suplemento diseñado específicamente para las personas con insuficiencia renal. Solo se deben tomar los suplementos vitamínicos, minerales o dietéticos que el profesional médico haya recomendado. Los suplementos de venta libre (sin receta médica) no recomendados por los proveedores de atención médica del paciente pueden ser perjudiciales.

Calorías

El paciente necesita energía para alimentar su cuerpo. La energía se mide en calorías. Consumir más calorías de las que el organismo usa puede causar aumento de peso y una alta concentración de azúcar en la sangre. Consumir menos calorías de las que el organismo usa causará pérdida de peso.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *